video

Life
El impacto climático de internet
Un par de búsquedas generan energía similar a la necesaria para hervir una taza de agua con un hervidor eléctrico. // El impacto climático de internet

Usar Internet genera un impacto climático que se suma a su impacto ecológico ya que las terminales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y toda su estructura usa recursos no renovables, sustancias químicas tóxicas durante su proceso y funcionamiento, la llamada vida útil, y genera residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que, de hecho no se reciclan, ni siquiera se almacenan en depósitos adecuados.

Un minidocumental de Dan Ilic y Patrick Clair para ABC TV muestra como mantener Internet operativo para nuestro disfrute y trabajo, pero deja su huella de CO2 en nuestro medio ambiente.

 

{vimeo}25329849|350|250|0{/vimeo}

La «huella digital de dióxido de carbono» se calcula a partir del impacto climático que comporta tener un perfil de Facebook o Twitter, usar YouTube o disponer de una cuenta de correo electrónico. Esta huella es la suma de lo que se ha emitido desde su diseño hasta el punto de venta, lo que se genera durante su uso y el que comporta su abandono, almacenamiento adecuado o reciclaje. La opacidad de la industria impide saber las emisiones porcentuales durante su ciclo de vida y si este ciclo está reducido por la obsolescencia programada. Así la tendencia es magnificar la responsabilidad del usuario convocado por el fabricante a un uso responsable sin determinar el margen real que significa ese uso potencial. Todo ello multiplicado por la cantidad de personas usuarias.

Los aparatos electrónicos que usamos a diario contribuyen a aumentar la huella digital de carbono: estos dispositivos consumen combustibles fósiles en su fabricación y recarga de baterías.

Evolución de los ratios de penetración de algunos servicios a la Unión Europea. Aunque la estadística del Eurobarómetro es de noviembre del 2009, permite ver la evolución antes de la ola del Ipad y los soportes de lectura de libros electrónicos.

Las TIC conforman el conjunto de recursos tecnológicos necesarios para manipular la información y particularmente los ordenadores, programas informáticos y redes necesarias para convertirla, almacenarla, administrarla, transmitirla y encontrarla. Se pueden reagrupar las TIC según las redes, terminales y servicios.

Redes

Telefonía fija y móvil, banda ancha, redes de televisión y domésticas.

Terminales

Ordenadores personales, tabletas, televisores, sistemas operativos, telefonía móvil, navegadores, consolas de juegos, reproductores portátiles de audio y vídeo...

Servicios

Correo electrónico, búsqueda de información, banca en línea, audio y música, televisión y cine, comercio electrónico, e-gobierno, e-administración, e-sanidad, videojuegos, educación, nuevos servicios como: blogs, redes sociales o servicios peer to peer...

Alex Wissner-Gross, físico de la Universidad de Harvard, ha estudiado el consumo energético de los buscadores de Internet y su impacto ambiental. Según revela su estudio al introducir un término en un portal de búsqueda, la consulta se dirige a varios servidores que se encuentran a miles de kilómetros y que compiten entre ellos para mostrar el que responde más rápido.

Este sistema minimiza los retrasos en las búsquedas pero aumenta el consumo de energía que disponen los servidores de los buscadores. Un par de búsquedas generan energía similar a la necesaria para hervir una taza de agua con un hervidor eléctrico.

Es por eso que, así como se recomienda que apagues un electrodoméstico cuando no lo utilizas, apliques el mismo recurso en tu "vida virtual": cuando navegues por Internet procura hacerlo para cosas efectivas, así como eliminar aquellas cuentas que ya no uses y bajar el brillo de tu ordenador.

Estas revelaciones han estimulado que las empresas incorporen el suministro energético con energías renovables. Yahoo utiliza la energía eólica suministrada por molinos de viento para la refrigeración de sus instalaciones de Lockport en Nueva York; mientras que Google invirtió más de 200 millones de dólares en una planta de energía solar en Alemania. Al parecer, en este escenario de gestos Facebook está muy rezagada.

Algunos datos concluyentes

  • El envío de una media de 33 correos por semana genera 136 kilos de CO2 al año. Para reducir este impacto, se recomienda reducir el envío de correos únicamente a los necesarios.
  • Un usuario medio lleva a cabo un millar de búsquedas anuales (949, estadísticamente) lo que equivale a una emisión de 9,9 kilos de CO2.
  • El uso de las memorias USB genera 80 kilos de CO2 tan sólo usado para leer un documento de 200 páginas.

El documental destaca que:

  • Cada segundo de «estar viendo un vídeo» añade 0,2 gramos de CO2 a la atmósfera. Puede parecer poco, pero suman 4.000 toneladas diarias de CO2 en todo el mundo.
  • Los 44 millones de servidores que hay en Internet suponen el 2% de todas las emisiones de CO2 del planeta, igual que toda la industria de la aviación o un país mediano.
  • Refrigerar todos esos servidores requiere tanta energía como la que se emplea para mantenerlos en funcionamiento.
  • Según Greenpeace, Apple y Facebook son las empresas con actividades «menos verdes» en Internet; Yahoo y Google son en cambio las más verdes, concienciadas y que mejores iniciativas están lanzando respecto a su consumo de energía. Google y Facebook suponen más o menos el 10 por ciento de todos los recursos planetarios de Internet a nivel de consumo y emisiones.

Si vols llegir més, aquí.

 

© GREENING BOOKS | CONTACT | ARTICLES & DOCS | MULTIMEDIA
facebook twitter friendfeedspaceslidesharespacedeliciousspacescribdspacelinkedinspacexing
PRIVATE AREA